-->

Mejillones tigre al horno.

by - 12/05/2013

Esta receta de los mejillones-tigre, es una versión que preparo a mi manera... 




Los suelo hacer al horno, ya que quedan muy ricos y crujientes, y tienen la ventaja que al no freírse en aceite, quitamos calorías, y aparte, son más cómodos de preparar, y más limpio.

El resultado para mi gusto es de 10. 
Tengo que reconocer, que los de preparación habitual, están riquísimos, pero como os digo es por ganar tiempo, y cuidarnos un poquito.

En casa nos encantan, y los hago muy habitualmente. Es una receta muy sencilla, y agradecida, ya que los puedes preparar de muchas maneras.

No deja de ser, como comerse una croqueta, pero de una manera un poco diferente, y más fácil de preparar, pero con el ingrediente en común... la bechamel... una de mis grandes debilidades... 

En distintos lugares de España, se preparan de diferentes manera. En el País Vasco, los preparan, colocando la carne en la concha, y encima la bechamel.
En Galicia se mezcla el mejillón con la bechamel ( es de la manera que yo los preparo) y en muchos otros lugares, los preparan con más ingredientes como las gambas, langostinos, bacalao ........

Otro de los puntos importantes para mi gusto, es que tienen que ser un poco picantitos, ya que eso les dará un toque espectacular. Evidentemente, si hay niños, pues se tiene que prescindir del picante, pero yo opino que no están tan buenos, si no pican un poco.... 



Comenzamos.





Ingredientes:


  1. 1/2 kg de mejillones.
  2. 1 Cebolla o cebolleta.
  3. 1 cayena.
  4. 2 ó 3 cucharadas de tomate frito.
  5. Aceite de oliva.
  6. Sal y pimienta.
  7. Pan rallado.
  8. Perejil picado. (opcional)
  9. Bechamel Salsa bechamel (os dejo el enlace de la receta).


Preparación:


Lo primero que haremos será lavar muy bien los mejillones con agua fría, y les quitaremos todas las impurezas que tengan las conchas en la mayor medida.

Ponemos en una cazuela amplia, dos vasos de agua, y una pizca de sal. Cuándo empiece a hervir, añadimos los mejillones hasta que abran.

Retiramos del fuego y reservamos.

Mientras preparamos la bechamel, con una variación a la que tenemos en el blog que os dejo el enlace bechamel.
Ponemos a calentar la mantequilla y el aceite para hacer la bechamel, y pochamos la cebolleta o la cebolla en trozos muy pequeñitos, y dejamos hasta que esté blandita  y hacemos la bechamel como siempre (en este punto, le podemos poner dos cucharadas de fumé de los mejillones, le dará un saborcito muy rico).

Le ponemos cayena (al gusto) y 2 ó 3 cucharadas de salsa de tomate y mezclamos todo bien. Rectificamos de sal si es necesario.
Nota: No nos tiene que quedar una salsa bechamel líquida, tendría que ser un poco espesa, como la que solemos preparar para las croquetas.

Reservamos la bechamel.

Sacamos los mejillones de la cascara, y los picaremos todos en trozos pequeños que añadiremos a nuestra bechamel. Mezclamos.

Precalentamos el horno con el gratinador a unos 170-180º.

Ponemos en una bandeja para horno, las conchas de los mejillones, y con una cuchara, vamos rellenándolos. Les ponemos si os gusta un poco de perejil picado y añadimos pan rallado por encima de cada uno y metemos al horno hasta que doren, unos 10-15 minutos.

Servir calientes.

Quedan estupendos, os lo aseguro... espero que os animéis a prepararlos y me contéis como os han quedado.


Fácil no?





 Espero que os gusten.









 






TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

2 comentarios

  1. Un aperitivo que siempre me encantó!! gracias por publicarlo.. nunca los hice en el horno, me diste una muy buena idea!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Helena. Los hago siempre así, y además de tener menos grasa están realmente buenos. Me alegro que te gusten..

      Eliminar

Gracias por participar

Print Friendly and PDF

Sígueme@rosa_caceroladas