-->

Judías verdes rehogadas con patatas

by - 1/11/2016

Hoy vamos a preparar para comer, unas riquísimas y saludables judías verdes con patatas rehogadas.



Las judías verdes o vainas, son una de mis verduras favoritas y como más nos gustan en casa, son con patatas y rehogadas con ajito y pimentón... quedan riquísimas y además son perfectas para un primer plato en la comida o cena.

Muy fáciles de hacer y son un plato ligero perfecto para dietas.

Las judías verdes además de ser una verdura muy versátil en la cocina ya que se pueden preparar de muchas maneras diferentes, las podemos encontrar fácilmente todo el año en cualquier supermercado incluso congeladas.

Anímate a preparar esta receta tan clásica en muchos hogares...seguro que te gustará.


Comenzamos.








Ingredientes:


  1. 650 grs de judías verdes.
  2. 2 Patatas grandes.
  3. 3 dientes de ajo.
  4. 1 Cucharadita de pimentón dulce.
  5. Aceite de oliva.
  6. Sal.


Preparación:


Lo primero que haremos será limpiar bien las judías verdes quitándoles los hilos de los lados y las puntas... seguidamente las cortamos en trozos.

Pelamos las patatas, las troceamos o cascamos.

Ponemos las judías y patatas en una cazuela con agua y sal o en una olla express a cocer. Si es en una cazuela normal serán unos 20 minutos aproximadamente, si es en olla rápida tardarán unos 7 minutos.

Cuándo estén bien cocidas, dejaremos escurrir unos minutos.

Mientras en una sartén, ponemos un chorrito de aceite de oliva y rehogamos los ajos cortados en láminas a fuego medio para que no se nos quemen. Le añadimos la cucharadita de pimentón dulce y cocinamos fuera del fuego.

Bien escurridas las verduras las añadimos al sofrito con un poco de sal y rehogamos bien unos minutos.

Listas para comer.

Nota: Quedan muy bien con un poco de jamón picadito, con huevo duro, pasas...









Espero que os guste.

Si quieres ver todas mis recetas os espero en Facebook o Twitter.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

1 comentarios

  1. Receta tan sencilla "como el mecanismo de un sonajero", aunque esa sencillez no hace que deje de ser una delicia en su simplicidad.
    Gracias de mi parte y de la de mi madre a quien le encantan las vainas (así las llaman en Euskadi) :-D

    ResponderEliminar

Gracias por participar

Print Friendly and PDF

Sígueme por Instagram... caceroladas