-->

San jacobos caseros de pavo y queso.

by - 7/11/2013

La receta que os traigo hoy, es de lo más sencilla que hay y que seguro que en múltiples ocasiones los hemos comido de diferentes maneras, ya que es un plato que se puede hacer variando sus elementos como por ejemplo se pueden hacer de jamón serrano, jamón cocido, filetes de pollo, filetes de cerdo ......



Es esta ocasión los he preparado de pavo, pero de fiambre no de filete. La verdad que estaban muy ricos y a los niños les encantan.

Llamados San Jacobos o Sanjacobos, y consiste en rebozar una loncha de jamón y queso en pan rallado y huevo, y se fríe en aceite muy caliente.

Ahora que nos vamos a las piscinas, a las playas y preparamos comidas para llevar, os propongo esta opción tan deliciosa. 

Es habitual ver San jacobos ya preparados en las carnicerías, y en comercios congelados, pero claro que no es lo mismo que hechos caseros, estoy segura que cuándo os animéis a prepararlos en casa que se tarda muy poco, no compraréis preparados nunca más. Y otro dato muy importante, que sabemos que es lo que estamos comiendo ya que eres tú el que lo preparas.....



Comenzamos.





Ingredientes:


Con estas cantidades nos salen 8 san jacobos.


  • 16 lonchas gruesas de fiambre de pavo. ( En la charcutería, le pedimos que nos prepare las lonchas de pavo un poco mas gruesas de lo normal ).
  • 8 lonchas de queso para fundir. 
  • Un poco de harina.
  • Pan rallado.
  • 1 ó 2 huevos.
  • Aceite de oliva.


Preparación:


Ponemos una loncha de pavo, y colocaremos encima una de queso y encima de esta otra de pavo. Así haremos con todos los filetes.

Cuándo tengamos montados todos, pondremos un poco de harina en un plato y pasaremos con mucho cuidado cada filete por los dos lados, quitándoles el exceso que les quede.

En otro plato batiremos los o el huevo, y rebozaremos los filetes por ambos lados.

Y por último, pasaremos los filetes que hemos rebozado en harina y huevo, por el pan rallado.

Cuándo estén ya todos los san jacobos rebozados, calentaremos en una sartén aceite de oliva, un buen chorro, pero no demasiado tampoco, y cuándo el aceite esté caliente, introducimos con mucho cuidado los san jacobos, y se fríen por los dos lados hasta que veáis que están ya doraditos. 

Ponemos en una bandeja papel absorvente y dejaremos que reposen un rato para quitarles es exceso de aceite.

Y listos.

Los podemos tomar junto a una ensaladita, unas patata fritas o como más os guste.

Súper fácil de hacer, muy sano, baratito y delicioso.....







 Espero que os guste.


Si queréis ver todas mis recetas os espero en Facebook y Twitter 









TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

0 comentarios

Gracias por participar

Print Friendly and PDF

Sígueme por Instagram... caceroladas