Albóndigas de pollo picantes

por - 31 oct. 2013

albóndigas de pollo picantes

Hoy os traigo unas albóndigas de pollo con un toque picantito, muy sanas y muy fáciles de preparar. 

Son muy similares a las normales de ternera, pero con la diferencia que al ser de pechuga de pollo, no tienen grasa y no salen tan jugosas como las de carne. Pero no pasa nada, porque si ponemos pan con leche, quedarán más jugositas, y es así como las vamos a preparar.

Se pueden preparar también sustituyéndola por pechuga de pavo, u otra idea es picar la carne de contramuslos, que sí tiene un poco más de grasa.

Es una carne blanca, de gran valor nutricional y digestiva. Es perfecta para periodos de dieta y deportistas.

La pechuga de pollo, es una gran fuente de proteínas. Económica y básica en la dieta de todos. Mundialmente es la principal fuente de proteínas, alternativa a las carnes rojas. 

Receta ideal para comer sano, rico y económico.



También te puede interesar: Receta de albóndigas en salsa de la abuela.


Ingredientes para albóndigas de pollo:

  • 500 grs de carne de pechuga de pollo picada.
  • 1 huevo.
  • 1 rebanada de pan de molde sin corteza.
  • Tabasco.
  • 1 ajo pequeño.
  • Perejil.
  • leche.
  • Aceite de oliva.
  • Sal y pimienta.
  • Salsa de tomate.
  • Harina.


Preparación: Como hacer albóndigas de pollo picantes.

En un bol, ponemos la carne picada de pollo, y añadimos sal y pimienta al gusto. 

Ponemos unas gotitas de tabasco ( es opcional ). A mí me resultan muy ricas con un toque picantito.

Batimos el huevo, y metemos con la carne. Añadimos la rebanada de pan de molde con un "poco" de leche en un vaso y mezclamos bien para que se desmigue. Cuándo esté, lo introducimos en la mezcla de carne. Mezclamos todo.

En el mortero ponemos un ajo (pequeño) y un poquito de perejil, sazonamos un poco y machacamos bien. Lo introducimos con la carne y mezclamos todo muy bien.


Nota: Si notáis que no os queda la carne compacta como para no poder hacer bolas uniformes, ponemos un poco de pan rallado y listo.

Preparamos las albóndigas y reservamos.

En una sartén, ponemos aceite de oliva a calentar.

Pasamos las albóndigas por un poco de harina, y cuándo el aceite esté caliente, las freímos un poco.

Sacaremos y las dejamos en papel absorvente.

Ponemos salsa de tomate a calentar, e introducimos las albóndigas. Dejamos 5 minutos de cocción y listas....

Si queréis podéis ponerle unas patatas fritas también.

Fácil no ??? 




Espero que os guste.

Si te gustan mis recetas, te invito a seguirme en mis Redes Sociales como FacebookInstagramPinterest o Twitter para no perderte nada.













Te recomiendo


Suscríbete a Caceroladas

Recibe las últimas recetas en tu buzón

Acepto la Política de Privacidad de este sitio

Comentarios

Comenta lo que quieras o necesites. Estaré encantada de leerte :)